Bodas de sangre, Teatre Biblioteca de Catalunya

Recital de buena música y versos de Lorca. Un ritmo que te atrapa, un latido. Las palabras entran solas, las sientes en la piel.

En un espacio austero, desnudo, real. Perfecto. Tragedia sobre la arena.

Y unos personajes que se mueven y hablan siguiendo el ritmo. Los actores se alternan a la hora de interpretarlos, creo que esta alternancia de roles resulta acertada, refuerza el carácter universal de los personajes.

Y un final musical magnífico.

No tengo tan claro si me gustó o no que el símbolo que representa el vigor, la libertad y la pasión, sea representado por un caballo real. Impresionante y d gran belleza, eso sí, pero dócil. No me pareció una fuerza de la naturaleza que irrumpe salvaje, vi un animal doméstico que obedece.

Tampoco me convenció la distribución de la sala en forma de ruedo. Desde mi butaca veía poco la escena, por suerte mi personaje principal era la música, así que no sentí perderme gran cosa.

Tampoco me pareció acertado, porque me rompió el ritmo, el cambio de idioma en las canciones. Me molestó, no era su contexto.

Y me sorprendió el cambio de perspectiva. El q creía el tema principal de la obra, la pasión irrefrenable, aquella que ciega la voluntad y arrastra al más cuerdo, no lo viví apenas. En cambio, el tema que me hizo vibrar esta vez fue el representado por el diálogo final entre la madre y la novia: la voz de las mujeres que se casaban de negro y que vivían perpetuamente vestidas de luto, mujeres sin voz en una sociedad cerrada sin espacio para la libertad.

Información http://www.laperla29.cat/portfolio/bodas-de-sangre/

Vídeo https://www.youtube.com/watch?v=gRO2HNXfdB0