Bodas de sangre, Teatre Biblioteca de Catalunya

Recital de buena música y versos de Lorca. Un ritmo que te atrapa, un latido. Las palabras entran solas, las sientes en la piel.

En un espacio austero, desnudo, real. Perfecto. Tragedia sobre la arena.

Y unos personajes que se mueven y hablan siguiendo el ritmo. Los actores se alternan a la hora de interpretarlos, creo que esta alternancia de roles resulta acertada, refuerza el carácter universal de los personajes.

Y un final musical magnífico.

No tengo tan claro si me gustó o no que el símbolo que representa el vigor, la libertad y la pasión, sea representado por un caballo real. Impresionante y d gran belleza, eso sí, pero dócil. No me pareció una fuerza de la naturaleza que irrumpe salvaje, vi un animal doméstico que obedece.

Tampoco me convenció la distribución de la sala en forma de ruedo. Desde mi butaca veía poco la escena, por suerte mi personaje principal era la música, así que no sentí perderme gran cosa.

Tampoco me pareció acertado, porque me rompió el ritmo, el cambio de idioma en las canciones. Me molestó, no era su contexto.

Y me sorprendió el cambio de perspectiva. El q creía el tema principal de la obra, la pasión irrefrenable, aquella que ciega la voluntad y arrastra al más cuerdo, no lo viví apenas. En cambio, el tema que me hizo vibrar esta vez fue el representado por el diálogo final entre la madre y la novia: la voz de las mujeres que se casaban de negro y que vivían perpetuamente vestidas de luto, mujeres sin voz en una sociedad cerrada sin espacio para la libertad.

Información http://www.laperla29.cat/portfolio/bodas-de-sangre/

Vídeo https://www.youtube.com/watch?v=gRO2HNXfdB0

Socrates, teatre romea

La obra recrea el juicio por el que la ciudad de Atenas condenó a muerte al filósofo griego Sócrates. Pudo eludir la condena, pero no quiso saltarse la ley con argucias, por injusta que fuese. Una lección de dignidad y coherencia en una vida basada en la honestidad y la justicia.

Puesta en escena sobria y sin cambios: unos bancos de madera en forma de hemiciclo, todos los personajes visten túnicas blancas. Siete actores, siempre en escena, pero siempre en segundo plano excepto el protagonista. Funcionan casi exclusivamente para darle la réplica.

Texto denso, complejo, no permite al espectador un momento de desconcentración. Basado en los escritos que se conservan sobre Sócrates.

El espectáculo tiene a Josep Mª Pou como protagonista absoluto. Y es un actor enorme. Llena todo el teatro y lo que le pongan por delante. Transmite con la voz, con el gesto, con la mirada, con el silencio, con su sola presencia.

Mi pero es que el personaje se nos muestra tan perfecto que no permite la empatía. Creo que hubiera sido acertado darle un tono más humano, la obra sería más emotiva.

Tampoco me convenció como muestra el método que utilizaba Sócrates para razonar. Tengo entendido que consistía en realizar preguntas sencillas a su interlocutor y rebatirle después las respuestas para que descubriera que su opinión eran un conjunto de pre-juicios y la fuera completando y precisando por sí mismo. El Sócrates de Pou no escucha, no dialoga, sólo adoctrina.

Me quedo con el mensaje intemporal: Nazco cada día, vivo en todas las épocas y nunca moriré.

Información http://www.teatreromea.com/es/ex/1182/socrates-juicio-y-muerte-de-un-ciudadano

L’ànec salvatge, teatre Lliure

¿Prefieres explicar la verdad, aunque haga daño, o mejor una mentira piadosa? ¿Importa la verdad después de todo? ¿o importa más la felicidad?

Cada personaje, un rol:

Gregor, el idealista, se siente un salvador del mundo, egoista y radical. Cree firmemente que la verdad es la base de cualquier relación.

Su viejo amigo, Hialmar, de caracter débil e inseguro, personaje de extremos, completamente feliz al inicio con su vida y su familia, reacciona furioso y desesperado al conocer la verdad.

La mujer de Hialmar, realista y práctica, es quien sostiene la casa y la familia, prefiere la mentira que mantiene la paz y la estabilidad.

La niña, inocente y vulnerable, el punto más débil.

El espectáculo combina dos escenografías en primer plano: la terraza de un restaurante y el modesto apartamento de la familia. Pero el espacio escénico es mucho profundo, esto permite ampliar el campo de visión en algunas escenas, y también mantener al pianista siempre presente en un segundo plano. Hay además otro espacio adicional, una trampilla que se abre y baja a las catacumbas del escenario, cuando los personajes bajan no los vemos, pero los oímos. Es un espacio que no necesitamos ver, nos lo imaginamos.

Varias piezas cantadas completan la banda sonora recreada por el pianista, crean momentos sensibles, elegancia natural sin sofisticaciones, aires de cabaret.

Me ha encantado.

Información http://www.teatrelliure.com/ca/programacio/temporada-2016-2017/lanec-salvatge

La mare, teatre La Villarroel

La presentan como una obra sobre el dolor que siente una mujer cuando sus hijos se van de casa, lo que se conoce como el síndrome del nido vacío. No lo veo así: diría que habla exclusivamente de depresión, del dolor de un alma torturada, sea cual sea el entorno.

Me ha gustado la idea de que todo lo que vemos es a través de los ojos de la protagonista. Un mundo en el que la subjetividad llega incluso a difuminar las leyes del tiempo y el espacio. Todo lo tenemos que poner en duda, nunca sabemos si lo que vemos es real o sólo esta en su mente. ¿Qué es la realidad? ¿Lo que existe o lo que percibimos?

Esta idea de ver a través de los ojos del personaje la descubrí y me impactó en El Padre, donde se mostraba el mundo que ve un afectado de Alzeimer: terrorífico. Hoy he sabido que se trata del mismo autor, Florian Zeller, ya cuadra: ambas obras hablan de enfermedades mentales y de la angustia de quien las padece.

En contra decir que, a diferencia de El Padre, esta vez la obra no consigó emocionarme, no me importó el dolor de la protagonista, quizá porque algunas escenas me resultaron esperpénticas y ofensivas, fuera de lugar, y porque esperaba que, después de la realidad/paranoia, el guión me llevara a alguna parte, a un final claro.

Información http://www.lavillarroel.cat/ex/1379/?lang=es

El curiós incident del gos a mitjanit, teatre poliorama

curios-incident-gos-mitjanit-2016

Puesta en escena: original y creativa

Un comedor, un dormitorio, una comisaria, un aula, una calle, un parque, una estación de tren, un andén, el interior de un vagón… Los elementos que se encuentran en la escena, sencillos, acompañados de luces y sonido, se transforman en múltiples objetos y espacios. El resultado es perfecto.

Personajes

La historia es contada por el personaje protagonista, un joven afectado por un trastorno psíquico (no es bueno con las relaciones con los demás y es extraordinario con los datos).

El actor trabaja desde su figura física débil, pero con un fuerte carácter. La voz acelera el ritmo de las palabras en momentos de estrés, la mirada sincera, a veces perdida. En ningún momento cae en la caricatura.

Complementa la narración de otro personaje, su profesora, que pone voz a su pensamiento.

Reflexiones

Me he puesto en la piel del personaje. He entendido como las rutinas, la gente y los lugares conocidos, el orden, los horarios precisos, los razonamientos lógicos, la ausencia de mentiras… aportan seguridad. Y he sentido el agobio de la sociedad, del ruido, el miedo a lo desconocido. El vive en su mundo, un mundo fuera de la “normalidad”. He entendido que el concepto “normal” es sólo una cuestión estadística, es simplemente lo que hace una mayoría.

Y también me he puesto en la piel de su entorno, su familia. He entendido su angustia, su impotencia, sus miedos. ¿Cómo actuaría si estuviera en su lugar?

Información http://www.teatrepoliorama.com/es/programacion/c/41_el-curios-incident-del-gos-a-mitjanit.html

Guión http://web2.aspergercolima.org.mx/media/547e456893126.pdf