El miedo de volver a casa sola

calle_sola

Voy por la calle de noche, solo. A lo lejos veo una chica que también camina sola. Vamos por la calle vacía los dos. No se ve ni un alma.

Cuando la chica oye mis pasos, se vuelve un momento sin dejar de caminar. A partir de ese momento noto que la chica tiene miedo. No sé bien cómo lo noto, igual es que acelera el paso, empieza a caminar de otra manera.

Piensa que la estoy persiguiendo. Y esto me hace sentir incómodo. Muy, muy, muy incómodo. El miedo de esa chica no es a mí, sino a cualquier hombre. Sé que en su cabeza chilla una alarma y me pregunto cuántas veces le ocurrirá algo parecido. (Una adolescente publicaba ayer en Twitter una foto de una calle vacía, luz amarilla de farolas, y la pregunta: ¿a que vosotras me entendéis?)

A esta chica que prácticamente corre delante mío me gustaría decirle con el tono de voz más desenfadado: ¡Eh, tranquila, que solo voy a mi casa!. Pero supongo que para ella ahora mismo solo oír el ¡eh! de una voz de hombre puede ser taquicárdico.

Posiblemente otro día la chica, además de oír pasos, oyó que le silban: “¿Qué haces tan sola a estas horas?”, “¡Vaya cuerpazo!”, “¿Me dejas acompañarte a casa?”

Y es que hay mucho garrulo y mucho subnormal y mucho bestia suelto. Siento haberte asustado.

Leído en España is not Spain

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s