ansiedad anticipatoria , intención paradójica, distanciarse de sí mismo mediante el buen humor

miedo
La ansiedad anticipatoria produce precisamente aquello que el paciente teme. Por ejemplo, una persona que teme ponerse colorada, cuando entra en una gran sala y se encuentra con mucha gente, se ruborizará sin la menor duda.

Por otra parte, tan pronto como el paciente deja de luchar contra sus obsesiones y en vez de ello intenta ridiculizarlas, tratándolas con ironía, al aplicarles la intención paradójica, se rompe el círculo vicioso, el síntoma se debilita y finalmente se atrofia.

Por irónico que parezca, de la misma forma que el miedo hace que suceda lo que uno teme, una intención obligada hace imposible lo que uno desea a la fuerza.

Leído en El hombre en busca de sentido de Viktor Emil Frankl

La denominación de “paradójica” no es gratuita sino que delata la auténtica naturaleza del sistema. Se trata de pedirle al paciente que haga precisamente lo que es objeto de malestar psicológico:

Si una persona no puede dormir, le pediremos que deje de hacerlo durante un tiempo o unas horas determinadas.

Si un niño se muerde las uñas, le pediremos que lo haga durante más tiempo o durante intervalos más largos.

Si un joven tartamudea y eso le crea gran ansiedad, le pediremos que tartamudee con mayor frecuencia y durante más tiempo de forma voluntaria.

Si un hombre padece disfunción erectil, deberá tener relaciones sexuales con un único objetivo: no tener una erección.

Leído en psicodiagnosis.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s