el 50% de la humanidad

Forges_conciliación

Este 8 de marzo es un día vergonzoso. Como cada año, tenemos el cinismo de reconocer que durante los otros 364 días nos olvidamos -individual y colectivamente- del 50% de la humanidad, el que lleva nombre de mujer. Otro 8 de marzo más publicamos los estudios oficiales y los artículos periodísticos de rigor denunciando la discriminación sistemática que sufren las mujeres. En pleno siglo XXI seguimos lastrándoles su realización personal y profesional poniéndolas en la disyuntiva de una maternidad a prueba solo de heroínas. Hemos cambiado leyes, hemos abierto observatorios y hemos firmado manifiestos pero en muchas cosas seguimos donde estaban nuestro tatarabuelos, o incluso más atrás.

Demasiadas veces da la impresión que la discriminación de las mujeres es el resultado de una mano invisible. Pues, no, es la mía, la tuya, la de todos los que permitimos que sigan percibiendo salarios inferiores a los nuestros, que sigan oyendo que “las ayudan” en casa, que sigan pasando vergüenza cuando escuchan a cualquier grupo de machos alfa habitualmente desbocados caundo se quedan solos. La discriminación de la mujer es una herida lacerante de nuestra civilización que solo tiene unos responsables: los hombres y su concepción antigua y vetusta del poder y del orden social.

No estamos en una sociedad machista sino en algo peor como es una sociedad hecha a medida de un solo tipo de hombres: los machos alfa, eso que algunos llaman un patriarcado en toda regla.

Viñeta de Forges

Texto de Albert Saez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s