mi ego

super

Los pasillos atiborrados de gente con carritos en el super, las larguísimas colas en caja…

Mi ego me dice que estas situaciones me afectan a MI. A MI hambre, a MI agobio, a MI deseo de estar en casa. Y me hace ver que toda esa gente se mete en MI camino. Y ¿quiénes son, después de todo? Miren qué repulsivos, que caras de estúpidos portan, esa mirada de vacas… Es absolutamente injusto e incordiante que me encuentre ahí, entre ESA gente.

Puedo escoger pensar así y, bueno, eso es lo que a la mayoría nos pasa porque este modo de pensar es automático, percibir la parte aburrida y frustrante de la vida, inconscientemente, creerse el centro del mundo, que mis necesidades y sentimientos inmediatos determinan las prioridades del mundo que, evidentemente, gira a mi alrededor.

O puedo elegir pensar que todos los que nos encontramos en esa larga cola estamos tan aburridos y nos sentimos tan mal como me siento yo, y que algunos de ellos probablemente tengan incluso una vida más tediosa y dolorosa que la mía. Son personas como yo, no son menos, no son más. Estamos juntos en esto, podemos ayudarnos, podemos sonreir, podemos darle la vuelta a la situación y disfrutarla.

Todo depende de lo que uno elija pensar. Si aprendes a prestar atención, te darás cuenta de que en realidad siempre hay otras opciones.

Leído en Discurso de David Foster Wallace

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s