Vibración índigo

Em­patía vi­bra­cional.

Sen­si­bil­idad emo­cional más de­sar­rol­la­da. Se con­mueven y so­bre­saltan con may­or fa­cil­idad.

Cre­ativi­dad in­cre­men­ta­da.

Es­pecie de radar o ra­dio in­te­ri­or que les per­mite sin­tonizar con las fre­cuen­cias de otros.

Hipersen­si­bil­idad al rui­do: ante las grandes ciu­dades y los es­tí­mu­los con­tun­dentes y repet­itivos se blo­quean.

Ab­sorben la en­ergía del lu­gar en el que es­tán y de las per­sonas que los rodean. Les cues­ta difer­en­ciar en­tre la suya y la de los demás, ya que se ha­cen car­go de la en­ergía del am­bi­ente y la toman co­mo propia.

Sen­ti­dos más de­sar­rol­la­dos, es­pe­cial­mente el oí­do y el olfa­to.

Rec­haz­an las muchedum­bres y los rui­dos.

Ex­pan­sión de la con­cien­cia.

Ca­paci­dad in­tu­iti­va que se da en el­los de man­era nat­ural.

Nece­si­tan es­tar en con­tac­to con per­sonas ser­enas o más re­spetu­osas con el psique del otro.

Se sien­ten en ar­monía en con­tac­to con la nat­uraleza, con los an­imales y las plan­tas.

Re­sisten­cia a la au­tori­dad y a los sis­temas de em­pleo jerárquicos.

Disien­ten con la may­oría de sis­temas políti­cos, ed­uca­cionales, médi­cos y legales.

Nat­uraleza in­tro­spec­ti­va. No viv­en bi­en en gru­pos.

Necesi­dad ar­di­ente de hac­er al­go que con­tribuya al cam­bio y la evolu­ción.

Leído en Todo un viaje de Silvia Abascal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s